Un continente de agua

El Mediterráneo desde el punto de vista étnico es un sexto continente distinto de los arbitrarios cinco continentes de los geógrafos. (…) Tome las personas de las antípodas de la tierra, espárcelas  a lo largo de las costas del Mediterráneo y por una magia indefinible de el aire, el sol y el cielo azul o cualquier otra cosa sea la magia, todos ellos se convertirán en el Mediterráneo en cuestión de unos años.
 The Fisherman of Halikarnassos, The Sixth Continent

Hablar de Mediterráneo es como hablar de un sexto continente con una identidad compartida de oriente a occidente surgida de un laberinto de historias e influencias que han ido plasmando la vida de las gentes que desde milenios trafican y viven en las orillas de este mar.

Presentación de 6th Continent en Altaïr. De izquierda: Arianna Rinaldo, Rafa Badia, Lluís Ferrès Gurt, Mattia Insolera.

El fotógrafo Mattia Insolera retoma la definición del escritor turco conocido como The Fisherman of Halikarnassos (el nombre verdadero es Cevat Şakir Kabaağaçlı) para titular su viaje fotográfico cuyo resultado se puede apreciar en el libro 6th Continent, presentado el pasado 4 de junio en la librería de viajes Altaïr de Barcelona. En el acta de presentación han participado también Arianna Rinaldo, directora de la revista Ojodepez y del festival de fotografía Cortona on the Move, autora de la introducción del libro de Insolera, el photo editor Rafa Badía, y el biólogo, patrón de barco y escritor Lluís Ferrès Gurt, cuyos libros sobre el Mediterráneo han sido una grande fuente de inspiración para Insolera, no sólo para plasmar su visión general de la condición mediterránea, sino también con respecto a la estructura misma de su libro.

Con una entretenida fórmula expositiva multimedia y contando con el acompañamiento musical del guitarrista y compositor Bertrand Ricard, Mattia ha recorrido las etapas del proyecto desarrollado en el arco de siete años. Los arpegios de la guitarra española de Bertrand han hecho de contrapunto a la proyección de impactantes diapositivas, seleccionadas entre las fotografías que aparecen en este poético travelog y que han sido presentadas siguiendo el orden de los cuatro capítulos que lo componen: hierro, tierra, madera y piedra. Partiendo de estos elementos como ejes centrales, Mattia toca temas cuales la explotación turística, la condición de los pescadores, sus tradiciones y la devastadora cría de atún rojo en cautividad, el monopolio chino del comercio en las aguas mediterráneas, las migraciones desde el sur hacia el norte de sus orillas, la importante pero casi olvidada cooperación del hombre con la naturaleza.

El viaje de Mattia empezó con la curiosidad propia de cada viajero que decide de escuchar la llamada a la aventura. El proyecto de atravesar en barco el océano Atlántico con un amigo acabó cuando Mattia descubrió, a las dos semanas de navegación, que le resultaba mucho más interesante la vida en las orillas que la navegación en sí, con todas aquellas series de actividades que caracterizan los puertos y las tierras bañadas por el mar. Abandonó el amigo en Gibraltar y allí tuvo conciencia por primera vez de un entorno auténticamente mediterráneo, un mundo habitado por marineros y estibadores, contrabandistas y migrantes. Decidió dedicar los siguientes años de su vida a un proyecto fotográfico integral de la cultura mediterránea. Poco después se trasladó a Barcelona para estar en un lugar bien comunicado a sus costas. A partir de ahí fue capaz de llegar a trece países mediterráneos, viajando en cualquier tipo de embarcación, desde la navegación a la carga, y cubrió veinticinco mil kilómetros con su moto.

Como se deduce de su página web oficial, la tesis central del libro vierte sobre la consideración de que hoy en día la mayoría de la gente conoce el Mediterráneo por ser un paraíso, con su sol, el clima seco en verano, el cielo azul sobre aguas cristalinas. Mattia sintió la necesidad de arañar la superficie de este cliché turístico y tratar de capturar la verdadera esencia de este espacio. El Mediterráneo del siglo XXI se ha convertido en barreras de alambres de espino entre el Norte y el Sur del mundo. Es también la cuenca donde los principales conflictos del mundo se llevan a cabo, un pasaje peligroso para los que huyen de la miseria y de la guerra e incluso un cementerio para los veinte mil migrantes que se ahogaron en sus aguas en los últimos 20 años. No siempre fue así. En el pasado este mar interior fue un importante punto de unión, un puente que conectaba las costas y culturas diferentes, un suelo fértil para las primeras civilizaciones. Mattia ha querido averiguar si algo quedaba de ese momento de oro por lo que centró su cámara en las personas que todavía utilizan el mar como una superficie para el transporte, un puesto de trabajo en un área de intercambio, es decir, personas que aún viven el mar como un Sexto continente.

6th Continent de Mattia Insolera.

6th Continent de Mattia Insolera.

6th Continent se puede adquirir en la librería Altaïr en Barcelona o a través orden on line en la página web de Mattia Insolera, contactando directamente con el autor.

 

Cuentarutas: 11-06-2015
Autor: Susanna Corchia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s